El arrendamiento de elementos comunes

Cada vez es más frecuente el arrendamiento de elementos comunes de una comunidad como medio de financiación, quedando así rebajadas significativamente las cuotas que, por gastos comunes, corresponden a los propietarios. Claros ejemplos de este tipo de arrendamientos son, el alquiler para la instalación de lonas o letreros de publicidad, antenas de telefonía móvil, local de reuniones, azoteas o terrazas, entre otros. La Ley de Propiedad Horizontal establece unos requisitos para la aprobación de estos arrendamientos, si bien, la jurisprudencia, no ha sido siempre pacífica en este sentido. Como siempre, recomendamos consultar con un Administrador de Fincas colegiado (CAFMadrid), que analice el caso concreto y pueda orientarle en este sentido.

El art. 17.3 de la LPH señala que, “el establecimiento o supresión de los servicios de portería, conserjería, vigilancia u otros servicios comunes de interés general, supongan o no modificación del título constitutivo o de los estatutos, requerirán el voto favorable de las tres quintas partes del total de los propietarios que, a su vez, representen las tres quintas partes de las cuotas de participación.

Idéntico régimen se aplicará al arrendamiento de elementos comunes que no tengan asignado un uso específico en el inmueble y el establecimiento o supresión de equipos o sistemas, no recogidos en el apartado 1, que tengan por finalidad mejorar la eficiencia energética o hídrica del inmueble. En éste último caso, los acuerdos válidamente adoptados con arreglo a esta norma obligan a todos los propietarios. No obstante, si los equipos o sistemas tienen un aprovechamiento privativo, para la adopción del acuerdo bastará el voto favorable de un tercio de los integrantes de la comunidad que representen, a su vez, un tercio de las cuotas de participación, aplicándose, en este caso, el sistema de repercusión de costes establecido en dicho apartado”.

Como vemos, señala unas mayorías de tres quintos del total de los propietarios que, a su vez, representen las tres quintas partes de las cuotas de participación, para el arrendamiento de elementos comunes que no tengan asignado un uso específico, aunque el Tribunal Supremo viene interpretando este concepto de una manera flexible, entendiendo que, aunque tenga uso específico, se aprobará por las mismas mayorías siempre que se desarrollen actividades en el espacio arrendado, compatibles con el uso inicial y se deriven beneficios aprovechables para todos los vecinos.

Sin embargo, como hemos señalado, la jurisprudencia no es pacífica en este sentido y la Audiencia Provincial de Madrid establece que, “solo los elementos comunes que no tengan asignado un uso específico en el inmueble pueden ser arrendados con el voto favorable de las tres quintas partes del total de los propietarios que, a su vez, representen las tres quintas partes de las cuotas de participación. En el supuesto de que el elemento común tenga predeterminado en el título un uso específico, su arrendamiento precisa del previo acuerdo unánime de todos los propietarios, lo que resulta lógico conforme con los dispuesto en los artículos 5 , 12 y 17-1o de la Ley de Propiedad Horizontal ya que afecta y modifica al título mismo”. (Puede leerse completa aquí). Una interpretación menos flexible que la establecida por el Tribunal Supremo, aunque hay que decir que, la referida sentencia, es para un caso en el que el uso inicial del espacio (zona de paseo o de juegos), nada tiene que ver con el destino pretendido (terraza cafetería).

El mayor ejemplo de resoluciones contradictorias por parte de los tribunales, se suele dar en el arrendamiento de elementos comunes destinados a antenas de telefonía. Dejando a un lado la polémica de los daños que pueden provocar a la salud, en algunas resoluciones entienden que basta la mayoría de tres quintos del total de propietarios que, a su vez, representen las tres quintas partes de las cuotas de participación, mientras que en otras, se pronuncian en el sentido de la aprobación por unanimidad al suponer una alteración de los elementos comunes.

El arrendamiento de elementos comunes – Alcas Administraciones | Administrador de Fincas en Madrid

 

 

2018-04-06T09:54:48+00:00 0 Comments

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies